June 7, 2019

Please reload

Entradas recientes

Visita del Superior general a Vietnam

October 29, 2019

1/10
Please reload

Entradas destacadas

Visita del Superior general a Vietnam

October 29, 2019

(Traducción del original en italiano de Óscar Javier Gutiérrez, SSP)

 

Ho Chi Minh, la antigua Saigón, es una ciudad con unos 13 millones de habitantes situada en el sur de Vietnam y significa para la Sociedad San Pablo la puerta para una nueva misión, llena de esperanza y entusiasmo.

 

En 2012, algunos Paulinos de Japón comenzaron precisamente allí los primeros contactos con la Iglesia local y la sociedad vietnamita. Son muchas las dificultades, ante un Gobierno comunista que intenta reprimir la religión católica y controlar todos los medios de comunicación. Pero a lo largo de estos años no han faltado los signos del Espíritu Santo, que ha impulsado a estos hermanos a ir al corazón de la nación para presentar el carisma paulino a ese pueblo de gran fe.

 

Aunque sólo el 9% de la población es católica, los frutos ya son visibles. Tenemos un joven profeso temporal y dos postulantes que actualmente estudian en Japón. Otros seis jóvenes son acompañados en Saigón, donde mantenemos una casa prestada temporalmente por una familia de benefactores. Los miembros de esta familia son como ángeles guardianes de nuestra presencia en esa nación, junto con dos sacerdotes vietnamitas que tratan de ofrecer todo el apoyo necesario para dar estos primeros pasos.

 

Precisamente porque esta iniciativa de la Provincia Japón es muy significativa para la Sociedad San Pablo, del 24 al 26 de octubre el Superior general, P. Valdir José De Castro, junto con el Consejero General Hno. Darlei Zanon, visitaron Vietnam con ocasión de la visita canónica a dicha Provincia, para conocer de cerca esta realidad prometedora. Dos días intensos que han hecho ver tantas bellezas ya realizadas y vislumbrar tantas otras que pueden llegar en el futuro si tenemos la audacia de avanzar, sin miedo a las dificultades y llenos de confianza en la intercesión del beato Alberione.

 

Dos días intensos de encuentros y experiencias, suficientes para llenarse de alegría y entusiasmo para el futuro de la misión paulina en el mundo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos